To offer you the best service possible, Dr. Schär Institute uses cookies. By using our services, you agree to the use of cookies. I agree

Plataforma informativa para necesidades dietéticas especiales.

Dr. Schär Institute
Menú

Síntomas poco específicos: signos del Síndrome del Intestino Irritable

Síntomas poco específicos
Síntomas poco específicos
Diarrea, dolores abdominales, hinchazón, flatulencia y estreñimiento: el Síndrome del Intestino Irritable (SII o IBS, del inglés Irritable Bowel Syndrome) se manifiesta a través de muchos síntomas poco específicos. Los médicos sospechan que los pacientes también podrían ser celíacos sin diagnosticar, por lo que es importante realizar un diagnóstico certero.
El Síndrome del Intestino Irritable es el cuadro clínico gastrointestinal más frecuente. Las molestias intestinales crónicas constantes y las alteraciones de las heces son por definición características de esta enfermedad intestinal funcional. Las causas y los factores de riesgo no han podido aclararse por completo hasta la fecha, sin embargo, los síntomas relacionados son tan variados y pronunciados que la calidad de vida del afectado se ve reducida. Los síntomas relativamente poco específicos dificultan la diferenciación del SII de otras enfermedades intestinales, como la enfermedad celíaca y la sensibilidad al gluten no celíaca. Según la forma con la que se presenta el SII, se presentan molestias individuales con mayor o menor intensidad.

Síntomas generales del Síndrome del Intestino Irritable

  • Dolores de barriga espasmódicos intermitentes con intensidad y localización variables
  • Irregularidades en las defecaciones (diarrea y/o estreñimiento)
  • Flatulencia, generación de gases, hinchazón
  • Intolerancias alimenticias
  • Heces con moco

Otros síntomas que acompañan al Síndrome del Intestino Irritable

  • Migraña, dolores de cabeza
  • Dolor de pelvis y de espalda
  • Cansancio, bajo rendimiento, alteraciones del sueño
  • Trastornos de la menstruación
  • Depresión, miedo

Síntomas que por otro lado respaldan el diagnóstico (criterios de Roma III)

  • Molestias recurrentes en la zona abdominal y malestar general durante por lo menos tres días al mes en relación con por lo menos dos de los siguientes factores:
    • Mejora con la defecación.
    • Comienzo asociado con un cambio en la frecuencia de las deposiciones.
    • Comienzo asociado con un cambio en la consistencia de las deposiciones.
  • Alteraciones anormales en la frecuencia de deposición (menos de tres deposiciones a la semana o más de tres deposiciones al día)
  • Alteraciones anormales en la consistencia de las heces
  • Defecación dificultosa teniendo que apretar mucho
  • Mayor urgencia para defecar
www.drschaer-institute.com