To offer you the best service possible, Dr. Schär Institute uses cookies. By using our services, you agree to the use of cookies. I agree

Plataforma informativa para necesidades dietéticas especiales.

Dr. Schär Institute
Menú

Dietistas-nutricionistas podrían ayudar a mejorar la calidad de vida en personas con enfermedad celíaca

Según varios estudios publicados las personas que llevan una dieta estricta tienen una peor percepción de su calidad de vida, ya que tiene consecuencias negativas  tanto en su salud física como emocional.
Para muchas personas con enfermedad celíaca (EC) la vida diaria es complicada, les conlleva un trastorno ir a comprar, mirar el etiquetado, salir a comer fuera de casa, viajar, … 

Un dietista-nutricionista puede servir de ayudar a una persona con esta enfermedad, ya que puede enseñarle a leer bien los etiquetados, evitar la contaminación cruzada, conocer los diferentes tipos de alimentos, seguir una dieta variada y equilibrada dentro de la restricción del gluten y apoyo a la adherencia a la dieta.

Los pacientes adultos con la enfermedad, con frecuencia refieren sensación de miedo o inseguridad a la hora de determinar si un producto puede o no ser consumido, derivado de la falta de rigurosidad en el etiquetado de algunos productos. Además, la posible contaminación en los productos cocinados fuera de casa supone una preocupación añadida.

En general, todos los cambios asociados al diagnóstico de la enfermedad celíaca se asocian con un deterioro de la calidad de vida, cuantificado por la propia percepción que los pacientes tienen de su vida tras el diagnostico, y estando este deterioro condicionado, en buena parte, con el hecho de seguir una dieta excluyente de manera permanente. Cabría pensar que, en el caso de la EC, la restricción dietética queda compensada por los beneficios y la mejora de la sintomatología que acarrea.
Sin embargo, y aunque no en todos los casos ocurre así, la adaptación a la dieta libre de gluten suele ser complicada. Los pacientes deben cambiar hábitos importantes en su vida, y hacerlo de manera irreversible y disciplinada, para ello el asesoramiento de un profesional es importante y de gran ayuda.

Se debe realizar una actualización del protocolo de atención a las personas celíacas en la que se incluya un seguimiento de las dietas por parte de un dietista-nutricionista una vez que la persona está diagnosticada para superar todas las dudas e incertidumbres que surgen frente a esta enfermedad, ya que por ahora el unico tratamiento es la dieta sin gluten estricta para toda la vida
 
www.drschaer-institute.com